Plantas y hierbas abortivas que son prohibidas en el embarazo

Algunos tés preparados con plantas medicinales poseen sustancias activas que poseen elevado potencial de afectar el funcionamiento normal del organismo, a pesar de que son naturales. Por este motivo, el uso de tés durante el embarazo debe realizarse con mucho cuidado, debido a que pueden afectar el cuerpo de la embarazada y perjudicar el desarrollo del bebé.

Debido a que existen pocos estudios realizados con el uso de plantas durante el embarazo en humanos, no es posible afirmar con seguridad cuáles son las plantas que son seguras o abortivas durante esta fase. Sin embargo, existen algunas investigaciones realizadas en animales y hasta algunos casos relatados en humanos, que ayudan a entender cuáles son las plantas que parecen tener más efectos negativos sobre el embarazo.

Lista completa de plantas perjudiciales durante el embarazo

De acuerdo con los resultados de varios estudios, hay plantas que deben evitarse durante el embarazo porque tienen sustancias que tienen potencial de afectar el embarazo, así no haya evidencia científica. Otros, sin embargo, están completamente prohibidos debido a informes de abortos o malformaciones después de su uso.

En la siguiente tabla es posible identificar las plantas a evitar, así como aquellas que están comprobadas cientificamente y que son prohibidas (y se encuentran resaltadas en negrita) por la mayoría de estudios:

Agnus castus Vitex (agnus-castus) Canela Ginseng Zarzaparrilla (Smilax aspera)
Regaliz (Glycyrrhiza glabra) Carqueja (Baccharis trimera) Guaco (Mikania glomerata) Epazote (Dysphania ambrosioides)
Romero (Salvia rosmarinus) Cáscara sagrada (Rhamnus purshiana) Hiedra común (Hedera helix) Granada (Punica granatum)
Angélica (angelica archangelica) Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) Hibisco (hibiscus) Ruibarbo (Rheum rhabarbarum)
Ruda (Ruta) Cola de caballo (Equisetum arvense) Menta (Mentha) Jurubeba (Solanum paniculatum)
Artemisa (Artemisia vulgaris) Toronjil/ Melisa (Melissa officinalis) Kava kava (Piper methysticum) Uva ursi (Arctostaphylos uva-ursi)
Ashwagandha/ Bufera/ Ginseng indio (Withania somnifera) Cúrcuma (Curcuma longa) Ajenjo (Artemisia absinthium) Alfalfa (Medicago sativa)
Sábila (Aloe de Vera) Damiana/ Hierba de la pastora (Turnera diffusa) Marcela (Achyrocline satureioides) Consuelda (Symphytum officinale)
Boldo (Peumus boldus) Dedalera/ Digital (Digitalis purpurea) Passiflora Cimicífuga (Actaea racemosa)
Borraja (Borago officinalis) Anís/ Anís verde (Pimpinella anisum L) Poleo (Mentha pulegium) Salvia
Café** Hinojo (Foeniculum vulgare) Primaveras (prímula) Llantén mayor (Plantago major)
Caléndula (Calendula officinalis) Genciana/ Hierba de San Ladislao (Gentiana) Perejil (Petroselinum crispum) Mirra
Manzanilla de Castilla (Matricaria recutita) Ginkgo biloba Sen de alejandría (Senna alexandrina) Chancapiedra (Phyllanthus niruri)
Tanaceto (Tanacetum vulgare) Ortiga (Urtica) Enebro (Juniperus communis) Nuez moscada (Myristica fragrans)
Catuaba (mezcla de plantas) Árnica Boldo (Peumus boldus)

** En el caso del café es importante mencionar que los estudios demuestran que más de 300 mg de cafeína podrían causar malformaciones en el feto, motivo por el cual se recomienda como máximo 200 mg por día. Una taza de 30 mL de café expreso posee 64 mg de cafeína, por ejemplo. Lo ideal es disminuir el consumo lo máximo posible, así como el consumo de otros alimentos ricos en cafeína como los refrescos y el té negro.

LEER  Limpia los pulmones de flemas, nicotina y alquitrán con este remedio

Independientemente de esta tabla, siempre es importante consultar al obstetra antes de tomar cualquier té.

Muchos de los tés elaborados con estas plantas también deben evitarse durante la lactancia y, por lo tanto, después del parto es importante consultar nuevamente al médico.

Qué puede ocurrir si son ingeridas

Si la mujer está embarazada y consume alguna de estas plantas medicinales lo que puede suceder es un aumento de las contracciones uterinas, que provoca intenso dolor abdominal, pudiendo haber pérdida de sangre por la vagina e incluso un aborto. Sin embargo, en algunas mujeres el aborto no ocurre, pero la toxicidad que llega hasta el bebé puede ser suficiente para causar graves alteraciones, comprometiendo su desarrollo motor y cerebral.

La toxicidad de estas plantas cuyo uso no es recomendado durante el embarazo también puede causar graves complicaciones renales, pudiendo afectar la salud de la embarazada.

error: Content is protected !!