Elimina la tos fuerte, el catarro y el moco en los pulmones en una sola noche. ¡Descubre el remedio!


Todos en algún momento hemos llegado a padecer de una tos muy fuerte, la cual puede convertirse en insoportable y muchas flemas.

Lo primero que hacemos ante esta situación es acudir a cualquier farmacia para poder ponerle fin a esta enfermedad. Pero en muchas ocasiones la solución la tenemos en nuestra casa gracias a los increíbles remedios caseros.

Por eso nosotros te daremos la receta de un remedio natural que te ayudará a combatir la molesta tos, así como también a expulsar la mucosidad en los pulmones, y lo mejor es que es fácil de preparar y muy eficaz.

Remedio para eliminar la tos fuerte, catarro y moco en los pulmones

Lo que necesitarás:

  • 1 cucharadita de aceite de coco.
  • ½ cucharadita de harina de avena.
  • 1 cucharadita de miel.
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1 servilleta de papel.
  • Gasa.
  • Cinta adhesiva.

Método de preparación:

Para empezar, coloca la miel y la harina de avena en un recipiente y mezcla hasta obtener una consistencia homogénea. Después, añade el aceite de coco y el jengibre, y mezcla nuevamente hasta que se integre todo muy bien. Luego, coloca la mezcla en la servilleta de papel y envuélvela con la gasa.

Modo de uso:

Lo que debes hacer es colocar la mezcla envuelta en la gasa sobre el pecho y sujetar con un poco de cinta adhesiva para que no se mueva. En el caso de los niños, debes colocar el remedio casero 2 horas antes de ir a dormir y pasadas esas horas quitársela. Pero en el caso de los adultos, pueden usarla durante toda la noche.

LEER  Ajo: Una forma más segura y económica de mejorar su salud.

Nota: Aunque este es un remedio casero inofensivo debes tener cuidado al utilizarlo con los niños, debido a que si se usa durante mucho tiempo puede provocar salpullido porque la piel de los pequeños es muy sensible.

Otros remedios para curar la tos

1. “Jarabe” de miel para la tos

Existe evidencia científica de que la miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Puedes tomarla directamente o, para mejores resultados, mezclar miel con aceite de coco y jugo de limón. También puedes tratar el viejo remedio de las abuelas antes de dormir: un trago de whiskey o coñac mezclado con miel.

2. Un baño caliente

Abre el agua caliente, cierra las ventanas y apaga cualquier tipo de ventilador. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también tu mejor aliado. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones. (Aunque si sufres de asma, el vapor puede exacerbar la tos).

3. Té de pimienta negra y miel

Para la tos húmeda puedes probar un remedio de té de pimienta y miel; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).

Ya no sufras más por esa tos fuerte y el catarro, aquí tienes el remedio que le pondrá fin a todo. ¡Comparte!