A todos nos da cierto reparo pensar que nuestra cama puede estar colonizada por estos pequeños insectos.

A todos nos da cierto reparo pensar que nuestra cama puede estar colonizada por estos pequeños insectos. Hoy te contamos cómo eliminarlos con un remedio sencillo que puedes llevar a cabo una vez al mes.

La cama es el lugar de descanso de todos, es casi un santuario al que recurrimos cuando estamos totalmente cansados.

Agobiados y no queremos saber nada del mundo, pero probablemente no sabíamos que hay seres vivos que pueden estar viviendo dentro de nuestras sábanas y que pueden ser peligrosos para nuestra salud.

Aunque siempre pensamos en la cama como un lugar de relajación y descanso, también puede ser el lugar donde te empieces a enfermar sin que te des cuenta. Todo por las proliferaciones de los ácaros, que son unos seres microscópicos de los cuales nos confiamos mucho o no les damos suficiente importancia.

Si quieres prevenir la creación de ácaros dentro de tu cama debes aprender algunos hábitos de limpieza muy básicos, sobre todo porque los problemas que traen los ácaros son algún tipo de alergias, infecciones y hasta problemas del sistema respiratorio. Así que lo mejor es empezar a tomar conciencia de cómo eliminar este problema.

Aprende a matar los millones de ácaros que probablemente están viviendo dentro de tu cama

Ahora no tendrás que preocuparte por dormir encima de un poco de seres microscópicos, si entiendes que estos nacen a través de las cosas como la sudoración, las células muertos o el polvo, será el primer paso para vencerlos.

Además tampoco tendrás que buscar medicamentos muy elaborados, con algunos trucos caseros podrás limpiar y desinfectar por completo desde tus sábanas hasta tu colchón, haciendo que los ácaros se vayan de una vez por todas.

Los ingredientes que debes buscar son:

  • 1 taza con 200 g de bicarbonato
  • 10 gotas de esencia de aceite
  • Un tamizador
  • Un cepillo
  • Una aspiradora manual

Los que tienes que hacer es:

  • Mezcla el bicarbonato de sodio junto con el aceite esencial
  • Cuando la mezcla esté lista ponla a través del tamiz
  • Rocía esto encima del colchón
  • Frota con un cepillo todo el colchón
  • Deja que esto actúe durante una hora
  • Quita lo que sobre con una aspiradora

Si quieres que todo esto funcione lo mejor es repetir el proceso durante el mes siguiente y así estarás muy seguro de que esto funcionó totalmente.