5 minutos para eliminar las espinillas de sus poros

Quitar esos molestos puntos negros de tus poros no es una tarea fácil. Una excelente manera de extraerlas de forma segura es usar una tira de poro. Hacer tus propias tiras en casa es fácil y mucho más económico que comprar las prefabricadas. Hacer tus propias tiras de poros lleva menos de 5 minutos y los resultados son sorprendentes.

Tiras de poros hechas en casa

Ingredientes

  • 1 cucharada de gelatina
  • 1 cucharada de leche
  • 1 hoja de papel higiénico
  • 2 – 3 gotas de aceite de árbol de té
  • Pincel de maquillaje plano
  • Tazón pequeño a prueba de microondas

Notas sobre los ingredientes

Probé esta receta usando polvo de agar y leche de almendras. No pude obtener la misma viscosidad que con la gelatina y la leche. Para aquellos que se preguntan si podrían usar agua en lugar de leche, ¡sí, pueden! Sin embargo, el ácido láctico en la leche es increíble para la piel. Ayuda a exfoliar suavemente la piel mientras la gelatina saca los restos de los poros.

Cómo hacer tus tiras de poro

  1. Agrega 1 cucharada de gelatina sin sabor a 1 cucharada de leche.
  2. Mezcla hasta que la gelatina y la leche se combinen.
  3. Calienta la mezcla en un microondas a temperatura alta durante 7 – 10 segundos. Verás que la mezcla burbujea un poco. La mezcla debe ser gruesa y se asemeja al pegamento.
  4. Agrega 2 – 3 gotas de aceite de árbol de té a la mezcla y revuelve. El aceite de árbol de té es excelente para tratar imperfecciones.
LEER  Dile adiós al molesto fuego labial con estos fabulosos remedios caseros

Uso

  • Despega una capa de la hoja de papel higiénico (si es de 2 capas). Corta la hoja por la mitad. Lávate la cara con agua tibia y jabón suave. Seca con una toalla. Con el pincel de maquillaje plano, aplica una capa generosa de la mezcla de gelatina en la nariz (o el mentón).
  • Coloca la media hoja de papel higiénico de una sola capa sobre tu nariz (o mentón) y presiona firmemente.
  • Aplica otra capa de la mezcla de gelatina en la parte superior del papel. Déjala secar hasta que esté endurecido. Una vez seco, despega el papel. Usa una toalla tibia para aflojar cualquier trozo de papel de gelatina que quede en tu piel.
error: Content is protected !!